domingo, 22 de enero de 2012

Erre .


Soy de esas a las que no las gusta llorar delante de nadie y solo y exclusivamente quiere mostrar sonrisas. De las típicas despistadas que mamá regaña cada dos por tres por no recoger la ropa de encima de la silla, por dejar los zapatos en la entradita o porque se pasa el día entero comiendo chuches y palmeritas de chocolate .
De esas que se rayan a la mínima de cambio, por cualquier estupidez y que no saben como reaccionar cuando tienen a ese chico que las vuelve locas delante de sus narices.
Puedo amar sin que se me note, puedo morirme de celos y arreglarmelas para sonreír. No recuerdo lo que me puso triste pero nunca olvído lo que me hizo feliz.
Tengo millones y millones de defectos, soy un peligro cuando me enfado y odio que me hagan reir cuando lo estoy.
Busco nuevos objetivos y de alguna forma intento olvidarme de ÉL .
He cometido muchos errores en estos últimos años, incluso ha habido momentos en los que he dejado de sonreir. Pero, ¿sabeis qué? esto no volverá a pasar. Voy a hacer lo que más me gusta, voy a ser feliz .

No hay comentarios:

Publicar un comentario