lunes, 23 de enero de 2012

Impotencia .

Estoy hasta las narices de que seas tú, tú y tú y que no exista nadie mas, de que cada vez que te tengo delante cambie mi forma de ser y solo pueda estar pendiente de ti. ¡Estoy harta!
Porque aunque a ti te muestre sonrisas detras de cada una de ellas solo hay lágrimas.
¿te acuerdas de la vez que me dijiste que cambiaba de forma de ser dependiendo de si estabas tu o no? ¿que te lo habian dicho y no te lo creias? Yo te lo negé y fue porque en ese momento, en el momento que tú y yo estabamos juntos, ahi podia ser yo misma, no hacia falta que estubiera pendiente de ti, porque eras mio, porque aunque te acercaras a otras chicas y las abrazaras me daba IGUAL, porque sabia que entre todas ellas me habias elegido a mi. 
Pero ahora es cuando vuelvo a las andadas, cuando vuelvo a sentir esa envidia de que alguna se te acerque y te de ese abrazo que a mi tanto me cuesta darte, cuando te miro y pienso: ojalá fueras mio, ojalá fuera yo la chica a la que estas deseando ver y abrazar cada minuto y cada segundo, ojalá volvieran a repetirse esos dias de verano en los que no podía pasar ni medio día sin hablarnos, en los que me llamabas a las 3 de la mañana para oir mi voz, en los que te acercabas, me cogias de la cintura y me besabas, ese dia en el que no nos gustó la despedida y al dia siguiente viniste a las 9 de la mañana a despedirte de nuevo.


Todos esos momentos que ahora mismo me quitan las ganas de sonreir, fueron los que un dia me hicieron la chica mas feliz del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario