miércoles, 25 de enero de 2012

Adelante, siempre adelante .

Puedes estar minutos, horas, días, semanas o incluso meses, analizando una situación, esperando a que ocurra algo. Intentando poner las piezas en su sitio, reconstruyendo lo que en su día se rompió, justificando lo que pasó, o lo que pudo pasar… O simplemente puedes dejar aquel destrozo en el suelo, y seguir adelante, como hice yo. Simplemente, aceptar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario